El polaco"Witkacy"pintó en 1938 sus característicos retratos bajo los efectos de diferentes drogas

El consumo de drogas y sustancias psicoactivas ha estado tradicionalmente relacionado con la capacidad de crear e innovar, hasta el punto de que una gran cantidad de celebridades del mundo del arte, la música e incluso de la ciencia han relacionado sus logros y creaciones con la ingesta de narcóticos.

En la búsqueda de la forma perfecta, el artista polaco Stanisław Ignacy Witkiewicz, conocido como "Witkacy", consumía peyote, cocaína y otras sustancias tóxicas antes de sentarse a darle forma a sus retratos.

 

witkacy pintor drogas cultura inquieta

 

Si “Witkacy”, hubiera vivido para ver la propagación del LSD, se habría inscrito en cada prueba. Lo más probable es que hubiera realizado sus propios experimentos, siendo él mismo el único sujeto de prueba.

El artista, escritor, filósofo, novelista y fotógrafo nacido en Varsovia murió en 1939, un año después de que el químico suizo Albert Hoffman sintetizara accidentalmente ácido. A lo largo de su carrera, sin embargo, Witkacy experimentó con casi todas las demás sustancias psicoactivas, anticipándose a Janiger por décadas con sus retratos, pintados mientras… sí… tomaba muchas drogas. 

 

witkacy pintor drogas cultura inquieta1

 

A diferencia de su contemporáneo Dalí, Witkacy no pretendía alardear de consumir drogas, pero no se mostró tímido acerca de su uso. Hizo notas en cada pintura para indicar su estado de embriaguez.

“Bajo la influencia de la cocaína, la mescalina, el alcohol y otros cócteles narcóticos”, escribe Public Domain Review, “Witkacy preparó numerosos estudios de clientes y amigos para su empresa de pintura de retratos, fundada a mediados de la década de 1920”.

Las drogas indujeron “diferentes enfoques del color, la técnica y la composición. Las imágenes resultantes son surrealistas y, en ocasiones, horribles”. A veces, las drogas en cuestión se limitaban a la cafeína, un alimento básico diario para los artistas de todo el mundo. También hizo retratos absteniéndose de otras sustancias adictivas como la nicotina y el alcohol.

 

witkacy pintor drogas cultura inquieta2

 

En otras ocasiones, las notas de Witkacy, escritas en una especie de código, especificaban un uso más pronunciado. Hizo el retrato de arriba, de Nina Starchurska, en 1929 mientras tomaba “narcóticos de grado superior”, incluida la mescalina sintetizada por Merck y “cocaína + cafeína + cocaína + cafeína + cocaína”. Otro retrato de Starchurska (abajo) realizado ese mismo año implicó, entre otras cosas, fuertes dosis de peyote. 

“Peyote” comienza con Witkiewicz tomando su primera de siete (!) dosis de peyote a las seis de la tarde y culmina alrededor de las ocho de la mañana siguiente con “Visiones rezagadas de cables iridiscentes”. En incrementos de unos 15 minutos, Witkiewicz anota cada una de sus visiones surrealistas. Las alucinaciones salvajes se expresan en un lenguaje igualmente surrealista: “Desenmascaramiento mundano en un cono con el ladrido de dragones caninos voladores” aquí, “El nacimiento de un jilguero de diamantes” allá.

 

witkacy pintor drogas cultura inquieta3witkacy pintor drogas cultura inquieta4witkacy pintor drogas cultura inquieta5witkacy pintor drogas cultura inquieta7witkacy pintor drogas cultura inquieta12witkacy pintor drogas cultura inquieta13witkacy pintor drogas cultura inquieta15

 

 

Por