El fotomontaje que muestra un bucle lunar realizado con dos millones de fotografías

Solo los lunáticos y las lunáticas entendemos esa hipnosis y fascinación que nos produce el misterioso astro que controla las mareas, los humores y las musas de los y las que soñamos con poder alcanzarla o, al menos, fotografiarla.

Mirar al cielo y contemplar la Luna es uno de nuestros pasatiempos favoritos y por eso nos resulta un placer poder ver los trabajos de astrofotógrafos como Andrew McCarthy que tienen el don de retratar su belleza, ya sea de manera estática o durante sus sinuosos trayectos.

En este nuevo fotomontaje del perseverante creativo, hay invertidas horas y horas de trabajo, las que se han necesitado para estar un mes disparando las más de dos millones de imágenes que componen este asombroso bucle lunar.

 

andrew mccarthy lunation luna fotografia fotomontaje astrofotografia
Lunation de Andrew McCarthy.

 

Como él mismo explica: "Más de dos millones de fotos individuales para mostrar cómo la Luna parece bailar o 'bambolearse' en el cielo cuando se observa desde la Tierra en el transcurso de un mes".

McCarthy se dispuso a principios de febrero a capturar una "lunación" completa, o un día lunar, que ocurre en el transcurso de aproximadamente un mes terrestre del calendario (29,5 días terrestres, para ser más precisos).

Prestó mucha atención a preservar tanto el ángulo, como el tamaño de la Luna, a medida que cambiaba en el transcurso de ese lapso. El montaje final es producto del esfuerzo que supuso adaptarse a los tamaños y los ángulos del satélite en cada una de las capturas que se tomaron en el cielo del desierto de Arizona.

Para crear esta captura de la Luna en alta resolución, la cual muestra la libración y rotación de esta en su cénit, cada 25 horas y durante 27 días, Andrew tomó miles de capturas del astro en su momento culmen.

 

Lunation de Andrew McCarthy.

 

Además de la titánica tarea que conllevaba viajar, tomar fotografías y editarlas, McCarthy también tuvo que lidiar con condiciones ambientales inciertas. "Tuve que viajar por todo el estado según el pronóstico, pero el clima en el desierto puede ser impredecible", relata.

Y continúa: "La postproducción fue lo más complicado porque las condiciones variaban, por lo que tuve que igualar la nitidez, el contraste y los niveles de ruido de un día a otro, a pesar de que cada imagen tenía una calidad muy diferente".

Es importante resaltar que el aparente "bamboleo" de la Luna se debe a la perspectiva del observador sobre la Tierra, ya que en realidad es un efecto óptico provocado por la trayectoria orbital.

"El giro se debe a que el plano orbital no se alinea con el plano ecuatorial de la Tierra y la 'libración' donde se puede ver el horizonte ir y venir se debe a la órbita elíptica de la Luna. Eso es simplificado, por supuesto", explica el fotógrafo grosso modo. Sea como fuere, el resultado es pura magia.

 

 

Andrew Mc Carthy: Instagram

 

Por